Y aquí estas, viviendo los últimos días del 2017 reflexionando sobre aquellos objetivos que te propusiste al principio de año y no lograste concretar. Cómo sabes, lamentarse por aquello que no se obtuvo no sirve casi de nada, por el contrario, lo que es verdaderamente útil es cuestionar las causas, aprender y tomar nuevas decisiones.

Lograr objetivos es una técnica, un arte, casi una ciencia que debes aprender a dominar para tener éxito en tu vida, por eso te compartimos 8 CLAVES PARA LOGRAR TU OBJETIVO MÁS IMPORTANTE EN 2018, éstas recomendaciones son la recapitulación de hábitos, conductas y actitudes que cuando están presentes incrementan radicalmente tus posibilidades de éxito.

Las 8 claves funcionan tanto para objetivos personales como profesionales, por ejemplo incrementar un 30% más tus ventas o tener una mejor salud. Así que continúa leyendo y aplica esta nueva información para el año que está por venir.

 

1.       DEFINE TU OBJETIVO – SÉ CONCRETO.

Los objetivos ambiguos generan resultados ambiguos, así que para el 2018 establece objetivos de la forma más concreta posible para que puedas enfocarte mejor. Tener una mejor salud es un objetivo muy vago, así que incorpora elementos tangibles y cuantificables, como por ejemplo: Bajar 10 kg en 2018, o Incrementar las ventas en un 30% en el periodo enero-junio 2018. Recuerda que puedes utilizar la técnica SMART.

2.       DECÍDELO – NO ES NEGOCIABLE

Una de las razones por las que las personas fallan en la consecución de sus metas, es porque ni siquiera están decididos a lograrlo o no tienen la motivación suficiente. Si decides trabajar por un objetivo necesitas tomar la actitud TODO O NADA, como si tu vida dependiera de ello. Uno de los mecanismos más efectivos para convencerte es conocido como “ESTRATEGIA DE PROPULSIÓN”, y consiste en activar de manera fuerte y resonante las verdaderas razones por las que deseas lograr ese objetivo.  Esta estrategia funciona cuestionando los impactos positivos y negativos que se detonarán con la consecución de esa meta:

Hazte estas preguntas en un momento de reflexión y visualiza todo lo que podrías ganar si lo logras, pero también todo lo que podrías perder. Realiza este ejercicio por lo menos una vez a la semana. Necesitas recordarte a ti mismo que estás decido a lograrlo, que VAS POR TODO o POR NADA.

3.       DISÉÑALO – CREA ESTRATEGIAS.

Una vez que definiste el QUÉ, debes construir el CÓMO. Este debe ser un proceso creativo y divertido, así de que disponte a disfrutar. Comienza a preguntarte ¿Cuáles son tus opciones para llegar a la meta? Si deseas vender un 30% más  ¿Qué caminos tienes? Haz una lista de por lo menos 20 OPCIONES:

1.       Hacer alianzas comerciales.

2.       Contratar otro Ejecutivo de Ventas.

3.       Implementar Neuroventas al proceso.

4.       Vender más productos a los clientes actuales.

….

20.   Salir al mercado extranjero.

Una vez descritas todas las opciones, analiza cual de todas podría ser la que MÁS EFECTIVA. También pregúntate ¿Qué he hecho antes y funciona? ¿Qué he hecho antes y no debería repetir?

Consulta también, lo que otras personas  han hecho para lograrlo, no se trata de que tu descubras el hijo negro, busca libros, artículos y mentores que te ayuden en este proceso.

4.       DIVÍDELO – PASO A PASO.

Los objetivos realmente importantes y desafiantes suelen requerir una parte importante de tu tiempo, así que la primera recomendación es que dividas tu objetivo en pequeñas partes. Por ejemplo, si deseas bajar 10 kg, empieza por establecer como meta 1 kg cada mes. Al paso de los meses descubrirás que los objetivos cortos y concretos son mucho más fáciles de alcanzar.

Escribe un plan simple de lo que tienes que lograr en ciertos periodos de tiempo por ejemplo: ¿Qué se tiene que lograr en 6 meses? ¿Que se tiene que lograr en un mes? ¿En una semana? ¿En un día?

Recuerda que se trata de dar un paso a la vez y la suma de cada pequeño esfuerzo es lo que hace que las personas alcancen resultados extraordinarios.

5.       DEFIÉNDELO – DE LOS SABOTEADORES.

A veces parece que el universo organiza un complot para evitar que logres tus objetivos, pero sabes, si te haces consiente de todos aquellos factores que pueden distraerte o alejarte de tus metas, tendrás la capacidad de controlarlos. Las personas y las circunstancias tienen el potencial de llevarte a lugares a donde no quieres ir, por ello cuídate muy bien de los siguientes:

·         SABOTEADOR 1:  INVITACIONES PARA ABANDONAR TU META.

Llegarán proyectos, emergencias y colegas que querrán que estés en su equipo o amigos que te pedirán ayudan, es fundamental que aprendas a decir que NO a las prioridades de otros y coloques en PRIMER LUGAR el objetivo que te has planteado.

·         SABOTEADOR 2:  DISTRACTORES.

Existe una infinidad de distracciones que tendrás que gestionar: Alertas en tu correo electrónico, Facebook, grupos de WhatsApp, nuevas series de Netflix. Niégate a prestarles atención hasta que no hayas hecho las acciones necesarias de ese día para lograr tus objetivos.

 

·         SABOTEADOR 3: TÚ MISMO.

Con frecuencia tu cerebro, especialmente tu mente inconsciente que busca protegerte del dolor, te enviará mensajes para sabotear tu avance, como por ejemplo -¡No le llames a ese prospecto, seguro rechazará tu propuesta!- o ¡Hoy no vayas al gimnasio, estás demasiado cansado!

Ten mucho cuidado con tu diálogo interno ya que con frecuencia  te invitará a “tirar la toalla”, sobre todo en los momentos en los que las cosas no van del todo bien, sin embargo es justo ese momento donde tu arrojo y determinación deben destacar.

6.       DISPARA TÚ OBJETIVO – A PRIMERA HORA.

Si lo primero que haces en el día es dedicar tiempo a tu objetivo más importante tus posibilidades de éxito serán enormes. Asegúrate de que antes de las 12 del día hayas hecho lo necesario para avanzar en el camino hacia esa meta que tanto te importa. Si dejas tu meta para el final del día es probable que no tengas la misma energía y tengas muchas más fuentes de distracción.

Vale la pena recordar que para lograr tu objetivo requieres grandes niveles de energía, así que activa tu cuerpo, tu mente y descansa lo suficiente para que tengas grandes resultados.

7.       DESAFÍA TUS LÍMITES.

Para lograr resultados extraordinarios es fundamental que explores nuevos caminos y nuevas estrategias. Tu cerebro tendrá una resistencia natural al cambio, sin embargo, tu motivación le recordará que tienes grandes y poderosas razones para continuar y defender tu meta pese a todo lo que pueda presentarse.

Más allá de la zona de confort está la zona del aprendizaje, ese lugar donde te demuestras que puedes crecer y lograr lo que nunca imaginaste.

8.       DISFRUTA EL PROCESO.

Tan importante es el proceso como el resultado, así que diseña una ruta que puedas disfrutar. Combina las actividades que haces bien y tanto te gustan, con retos nuevos, desconocidos y desafiantes.

Inicia poco a poco, si te inscribes al gimnasio y el primer día terminas exhausto, tendrás pocos deseos de regresar.


 

Ahora que conoces las 8 CLAVES PARA ALCANZAR TUS OBJETIVOS estás listo para emprender un nuevo camino, recuerda que las personas de éxito son persistentes y enfocadas.

Deseamos que todo lo que te propongas se materialice y tengas un 2018 lleno de crecimiento personal y profesional.

Es momento de dejar atrás las excusas y obtener lo que tanto deseas.

 

Haz que la FE en ti mismo, sea más grande que todos tus miedos.

 

COACH ASTRID ALVISO

Trainner de Eficacia y Productividad Personal

Colaborador en Medina Consultores

 

 

Leave a Comment